2012

Declaración de la Coalición en la Asamblea General de la OEA, Cochabamba 2012

DECLARACIÓN DE LA COALICIÓN DE LESBIANAS, GAYS, BISEXUALES, TRAVESTIS, TRANSEXUALES, TRANSGÉNERAS E INTERSEX DE LAS AMERICAS ANTE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA OEA.

COCHABAMBA, BOLIVIA, 03 DE JUNIO DE 2012.

Señor Secretario General, Señoras Ministras y Señores Ministros, integrantes de las delegaciones oficiales, colegas de la sociedad civil:

Las organizaciones de lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero e intersex, en adelante LGBTTTI reunidas en Cochabamba, Bolivia, del 30 de mayo al 1 de junio de 2012 conforme a las directrices establecidas por la Asamblea General de la OEA en las resoluciones AG/RES.2092(XXXV-O/05); CP/RES.759(1217/99); AG/RES.840(1361/03) mediante Resoluciones AG/RES.1707(XXX-O/00) y AG/RES.1915(XXXIII-O/03) que determinan un marco normativo para aumentar y fortalecer la participación de la Sociedad Civil en la OEA y en el proceso de Cumbres de las Américas.

Expresamos nuestra preocupación que la seguridad alimentaria se limite al derecho a la alimentación, pues se relaciona también con el derecho al trabajo, salud, vivienda, educación, a la igualdad y no discriminación, a una vida digna, al respeto por la naturaleza y a los derechos colectivos de los pueblos originarios.

Manifestamos nuestra preocupación por la situación de exclusión y vulnerabilidad que viven las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, tránsgéneros, travesti e intersex, así como las personas afro-descendientes, migrantes, refugiadas, mujeres, jóvenes, personas con capacidades diferentes, tercera edad, grupos étnicos, personas viviendo con VIH, minorías religiosas, y quienes viven en situación de conflicto armado, desastres ycatástrofes. Las cuales ante estas circunstancias están expuestos a mayor discriminación, lo que les impide acceder a una buena calidad de vida.

En el caso de las personas intersex y trans cuya identidad no es reconocida, no somos sujetos prioritarios en el diseño de políticas publicas, nos expulsan de colegios, de nuestras casas, e incluso la sociedad y los gobiernos nos niegan el reconocimiento de la condición de seres humanos obligándonos desde muy niños y niñas a subsistir en la calle expuestos a la explotación sexual, afectando el desarrollo de nuestra personalidad y el ejercicio de nuestros derechos básicos.

Muchos estados aun no garantizan nuestros derechos y no protegen nuestras vidas; en otros, las leyes nos penalizan y los servicios de atención de salud públicos y privados nos patologizan.

La indiferencia, omisión y complicidad de los estados ante la discriminación y violencia hacia la comunidad LGBTI las intensifican y además restringen el goce de las necesidades básicas de nuestra comunidad. Esta situación se agrava aun más por las leyes en 11 países del Caribe anglófono. Nos acompañan nuestras compañeras y compañeros de organizaciones de Belice, Guyana, Trinidad y Tobago, y Jamaica, países que criminalizan las relaciones consensuadas entre personas del mismo sexo. La falta de voluntad política de los estados miembros del Caribe anglófono niega, en la práctica, los derechos humanos, y, como consecuencia, restringe las posibilidades de empleo, limita las decisiones de política pública en VIH e incrementa la condición de personas sin vivienda entre los y las jóvenes.

Como mujeres lesbianas requerimos que los estados reconozcan los diferentes tipos de familia, que éstas se incluyan en los censos nacionales, que se reconozca el aporte que hacemos a la seguridad alimentaria de nuestras familias, hijos e hijas. El no reconocimiento de lo que aportamos las mujeres LBTI al bienestar de la familia y a las economías de los estados a través de nuestro trabajo productivo y reproductivo no permite visibilizar nuestra contribución a la vida.

Así mismo llamamos la atención sobre el efecto de la violencia domestica en la garantía de la seguridad alimentaria, ésta se ve impedida cuando se niega el derecho a alimentos a nuestros hijos/as y cuando se restringe, limita o anula nuestra autonomía económica.

Finalmente, Instamos a los estados respeten el principio de laicidad, pues la falta de separación entre iglesia y estado, agrava la opresión, discriminación y exclusión social.

En virtud de lo anterior demandamos,

Que los Estados Miembros:

- Adopten legislaciones y políticas públicas conforme a los compromisos asumidos en las resoluciones “Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género” aprobadas por las anteriores Asambleas Generales.

-Adopten leyes que reconozcan el derecho a la identidad de las personas trans asimilando como buena practica la ley recién aprobada en la República Argentina.

- Deroguen leyes que penalizan las relaciones de personas del mismo sexo.

- Realicen todos los esfuerzos necesarios, de manera urgente, para concretar la aprobación del Anteproyecto de Convención Interamericana contra el Racismo y todas formas de discriminación e intolerancia.

- Acojan la propuesta de Convención Interamericana sobre los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos.

- Firmen, ratifiquen y ejecuten los instrumentos interamericanos de protección de derechos humanos.

- Fortalezcan de una manera efectiva su compromiso con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con el respaldo de la Secretaría General de la OEA, y eviten iniciativas que puedan debilitar al sistema interamericano de derechos humanos.

Que la Asamblea General:

-Apruebe el proyecto de Resolución “ Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género ” presentada por la delegación de Brasil, cuya iniciativa agradecemos.

No nacemos vulnerables, nos hacen vulnerables al no reconocernos.

2011

La coalición estuvo nuevamente presente y trabajando en la 41º Asamblea General de la OEA llevada a cabo en San Salvador el 7 de junio donde todos los países de América y El Caribe aprobaron la resolución “Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género” la cual condena la discriminación, pidiendo a los países adoptar medidas para prevenir, sancionar y erradicarla. Condenaron los actos de violencia y violaciones de derechos humanos a personas intersexuales, travestis, transexuales, bisexuales, lesbianas y gays.

 

Se invitó a los Estados para que adopten políticas públicas contra la discriminación y asegurar la protección adecuada a las personas defensoras de derechos humanos.

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Comité Jurídico Interamericano elaborarán estudios a nivel regional, siendo el mayor logro en esta cuarta resolución consecutiva.

2010

Sherlina Nageer, activista y representante de la Sociedad de Guyana, en su discurso en nombre de la Coalición
Sherlina Nageer, activista y representante de la Sociedad de Guyana, en su discurso en nombre de la Coalición

Nuevamente la OEA Aprobó Resolución Sobre Derechos Humanos, Orientación Sexual E Identidad De Género En Las Américas en la Asamblea General de Lima. La resolución es el resultado de actividades de incidencia y coordinación realizadas en los cuatro días anteriores por la  Coalición de América Latina y el Caribe, que se reúne anualmente antes de la Asamblea General para coordinar sus trabajos de incidencia en el marco de la OEA.

Publicado el Sabado 12 de Junio de 2010

OEA

Como de costumbre, la coalición organizó un evento paralelo de preparación para la Asamblea General con el fin de discutir estrategias de incidencia en la OEA, más específicamente en la 40 ° de la Asamblea General. Los participantes invitados a este evento incluyeron al Embajador Santiago Canto, Director Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos quien expresó el compromiso de la Comisión en supervisar las violaciones de derechos humanos basados en la orientación sexual e identidad de género y proporcionando una visión de conjunto de acciones disponibles para las comunidades LGBT de la región; Dante Negro, Director del Departamento de Derecho Internacional de la OEA, que proporcionó un análisis jurídico detallado del proyecto de resolución “Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género” y tomó nota de los progresos realizados sobre este tema en la OEA; Irene Klinger, directora del Departamento de Relaciones Internacionales de la OEA, quien destacó la importancia de la participación de la sociedad civil LGBT en todos los procesos de la Organización, y particularmente en la 40° Asamblea General. Una delegación de ONUSIDA Perú también asistió al evento.

Durante el diálogo informal entre el Secretario General de la OEA y la sociedad civil en Lima, tres delegados de la coalición LGBT preguntaron al Secretario General José Miguel Insulza, sobre la violaciones de derechos humanos más relevantes que ocurren en el hemisferio, como la existencia de una legislación que penaliza las relaciones sexuales consentidas entre adultos del mismo sexo en el Caribe anglófono, y otras abusos a los derechos humanos relacionados con ellos, las violaciones de los derechos humanos contra las comunidades travesti, transexual y transgénero, así como la falta de reconocimiento legal de la identidad por la mayoría de Estados miembros, y las tendencias restrictivas que el Perú está teniendo sobre el tema, específicamente las que se refieren a la discriminació n por orientación sexual y las leyes de identidad de género en diferentes artículos. El Sr. Insulza, recientemente reelegido para un segundo mandato como Director de la Organización, confirmó y reiteró su compromiso y el compromiso de la Organización para mantener la responsabilidad de combatir la discriminació n por orientación sexual e identidad de género.

 

Al día siguiente, en un diálogo entre los jefes de delegación de los Estados miembros y la sociedad civil, Sherlina Nageer, activista y representante de la Sociedad de Guyana contra la Orientación Sexual Discriminació n, leyó, ante los Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA una declaración representando a la coalición hecha por los activistas Chile, Argentina, Colombia, Perú, República Dominicana, Paraguay, Brasil, Ecuador, Haití, Guyana, Jamaica y Belice, donde se puso de relieve las situaciones propuestas en el día anterior, solicitando además, la revisión de las leyes sobre la violencia doméstica, incluida la cuestión de violencia que sufren las mujeres lesbianas y transexuales en sus familias.

 

El representante del Brasil en la Organización de Estados Americanos centró su intervención en la lucha contra la homofobia recordando la iniciativa que el presidente de Brasil, llevó a cabo recientemente estableciendo el 17 de mayo como Día Nacional Contra la Homofobia.

Brasil también recordó su patrocinio del proyecto de resolución “Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género”.

 

Durante la Asamblea, los delegados de la Coalición LGBT tuvieron la oportunidad de tener una reunión formal con Felipe González, el actual Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para examinar las violaciones de derechos humanos por orientación sexual e identidad de género en el hemisferio.

 

El 8 de junio, durante la última sesión plenaria, se presentó el Informe Anual del Consejo Permanente a la Asamblea General (2009-2010) que contiene las resoluciones aprobadas por el Consejo Permanente. Entre las aprobabas se encuentra la resolución AG / RES. 2600 (XL-Ou/10) “Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género”, cuyo texto ratifica los avances de los años anteriores con las resoluciones AG/RÊS.2435 (XXXVIII-Ou/ 08) y AG / RES 2504 (XXXIX -0/09) tituladas “Derechos humanos, Orientación sexual e Identidad de género”.

 

La nueva resolución presentada por Brasil y copatrocinada por Bolivia, se destaca no sólo por condenar los actos de violencia y violaciones de derechos humanos cometidas contra las personas por razón de su orientación sexual e identidad de género y expresar su preocupación por la violencia que enfrentan los defensores de derechos humanos que trabajan en temas relacionados con tales violaciones, sino que, también, insta a los Estados miembros a adoptar todas las medidas necesarias para combatir las violaciones por orientación sexual e identidad de género, garantizando el pleno acceso a la justicia para sus víctimas. Y pide a la

 

Comisión Interamericana de Derechos Humanos que considere la posibilidad de realizar un estudio temático.

Por primera vez, la resolución incluye la noción de discriminació n por orientación sexual e identidad de género, instando a los Estados a tomar medidas contra ella.

 

Como Coalición celebramos la aprobación de esta resolución que consideramos uno de los resultados tangibles del trabajo de incidencia que se inició en el año 2006 por Global Rights, Mulabi-Espacio Latinoamericano de Derechos y Sexualidades y IGLHRC LAC para coordinar la creación de esta coalición, que inicialmente centró su trabajo sobre la inclusión de orientación sexual, identidad y expresión de género en el proyecto de Convención Interamericana contra el Racismo y Toda Forma de Discriminació n e Intolerancia.

 

 

2009

2008

Participamos activamente de la Asamblea General (junio 2008, Medellín, Colombia), donde volvimos a reunirnos en un Seminario previo que además contó con la participación de 5 activistas jóvenes, en sintonía con el tema de la Asamblea, que era Juventud y Participación Democrática; y en este contexto, además fuimos un actor decisivo para la aprobación de la Resolución “Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género” (AG/RES-2435(XXXVIII-O/08), durante la Asamblea General de 2008

 

Ese año también solicitamos y obtuvimos una audiencia temática ante la CIDH sobre “Discriminación en base a género, raza y orientación sexual en las Américas” ( 25 de octubre de 2008) y estuvimos presentes también en la audiencia temática sobre “Riesgos y vulnerabilidad que afectan a las defensoras de derechos de las mujeres en las Américas” (28 de octubre de 2008).

2007

En la XXXVII Asamblea General de la OEA (Panamá, 2007) participamos activamente, en la que a través nuestro se hizo presente por primera vez la sociedad civil LGBTTTI que trabaja temáticas de orientación sexual e identidad y expresión de género. En esta asamblea sentamos precedente al lograr que todas las personas trans integrantes de la Coalición fueran acreditadas con sus nombres sociales en lugar de con sus nombres legales, procedimiento que volvió a respetarse en los años subsiguientes.