La contradicción de algunos ideales revolucionarios

Este año se cumplieron 25 años de la masacre conocida como "La Noche de las Gardenias", ocurrida el 31 de mayo de 1989, cuando integrantes del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) ingresaron violentamente al bar Las Gardenias en la ciudad de Tarapoto de Perú, sacaron por la fuerza del bar a 8 personas que se encontraban ahí para luego acribillarlas a balazos en la calle. Las ocho personas eran travestis y gays que solían frecuentar el bar.

 

A los pocos días de ese suceso, el semanario "Cambio", medio de comunicación del MRTA, reivindicó la acción como una decisión del grupo subversivo debido a que las fuerzas del orden supuestamente amparaban "estas lacras sociales, que eran utilizadas para corromper a la juventud". Los miembros del MRTA activos en la ciudad de Tarapoto también hicieron apología de esa masacre a través de mensajes en las radioemisoras locales.

 

El semanario, además, hizo referenencia a un asesinato similar ocurrido en febrero de ese año, cuando el MRTA ejecutó "a un joven "homo" muy conocido en Tarapoto". La Comisión de la Verdad y Reconciliación, creada en 2001 para elaborar un informe sobre la violencia armada en Perú entre 1980 y 2000, recibió un testimonio que corrobora este crimen y señala que el cuerpo de la víctima fue abandonado con un cartel que decía "Así mueren los maricones".

 

"Cambio", justificaba los hechos alegando que los subversivos habían condenado en febrero las actividades de "todo homosexual, drogadicto, ratero, prostituta" y les había instado a que "enmienden su vida", pero que las víctimas "olvidaron el ultimátum", por lo que el MRTA decidió demostrar "que no advierte en vano". Esta justificación alegaba que los actos del MRTA se debían a que ninguna autoridad "hacía algo por evitar una negativa influencia de los homosexuales en la población juvenil" y evitaban cumplir un supuesto deber de castigar a estas personas.

 

El Movimiento Homosexual de Lima (MHOL) denunció que crímenes similares ocurrieron en el departamento de Ucayali entre mayo y julio de 1990, cuando tres travestis fueron también asesinadas por el MRTA.

 

En el informe de la Comisión, publicado en 2003, por primera vez se reconoce en un capítulo la situación de la población LGTB y de los crímenes cometidos contra ésta.

 

El capítulo (Capítulo 1: Los actores armados, 1.4. El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, 1.4.3. Actos de terror contra minorías sexuales), lamentablemente, es pequeño, y fue incluido por la insistencia de activistas.

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Taller De Teoría Queer (sábado, 19 julio 2014 21:06)

    Hola, noto que utilizan el masculino para hablar de travestis; en realidad lo que corresponde es el femenino porque es la denominación que eligen las travestis mismas.
    Saludos.

  • #2

    Akahatá (lunes, 21 julio 2014 14:36)

    Gracias, Taller de Teoría Queer, por tu comentario. En Akahatá consideramos a las personas travestis del género femenino y las nombramos de acuerdo a eso, más allá de que sabemos que hay personas cuya identidad de género es masculina y que se identifican como travestis.
    Respecto de este artículo, el párrafo que hace referencia a la denuncia del MHOL fué tomada textualmente de declaraciones efectuadas por esa organización y lo hemos corregido. Muchas gracias nuevamente. Saludos.