5° Consulta Pública Derechos LGBTI Mercosur

El Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos (IPPDH) del MERCOSUR invita a las organizaciones y movimientos sociales a participar de la V Consulta Pública del Foro de Participación Social, que será realizada el 17 de agosto de 2017, de 9 a 17 horas, en la ex Esma, Av. Libertador 8151, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Esta Consulta Pública del IPPDH se trata de un espacio de diálogo para el análisis y reflexión de los avances y desafíos de la región entorno a las políticas sobre derechos de las personas LGBTI. Como las anteriores consultas, esta también cuenta con el apoyo de la Unidad de Apoyo de la Participación Social (UPS) del MERCOSUR.

La 5° edición de la Consulta Pública busca discutir propuestas de las organizaciones y movimientos sociales para la agenda y el nuevo plan de trabajo de la Comisión Permanente LGBTI de la Reunión de Altas Autoridades en Derechos Humanos (RAADH) del MERCOSUR. Al mismo tiempo, posibilitar un espacio de intercambio entre actores sociales sobre la actual coyuntura, las iniciativas, prácticas y políticas locales, nacionales y regionales en materia de derechos de las personas LGBTI.

La participación, en este espacio, es abierta a representantes de organizaciones de la sociedad civil y movimientos sociales de la región. Para facilitar una mayor participación, la Consulta será transmitida en vivo, a través del enlace http://www.youtube.com/user/IPPDH/live. Quienes participen a través de la transmisión, podrán enviar sus comentarios y propuestas.

 

Las inscripciones se reciben mediante correo electrónico a: consultapublica@ippdh.mercosur.int

 

Documentos de referencia 

 

IPPDH. LGTBI: Compendio regional de buenas prácticas gubernamentales de garantía y protección de derechos. Buenos Aires, 2017. Disponible en: 
http://www.ippdh.mercosur.int/wp-content/uploads/2017/05/Editorial-LGTBI-Digital.pdf
RAADH. Actas y Otros Documentos de la Comisión Permanente LGBTI. Disponible en:
http://www.raadh.mercosur.int/comisiones/lgbt/#

 

HRC35: El avance conservador y el lenguaje de DDHH como campo de batalla

Alarma sobre los derechos de las mujeres

 

Del 6 al 23 de junio se desarrolló el 35° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Ginebra. 

 

Ya en sesiones anteriores y esta no fue la excepción se viene experimentando una sostenida ofensiva contra los derechos de las mujeres logrados y comprometidos en diversos instrumentos internacionales. 

La preocupación ante este escenario es compartida por expertxs de distintos Grupos de Trabajo relativos a la protección de los derechos de mujeres y niñas, quienes reiteran su apoyo a la derogación de todas las leyes que discriminan a las mujeres por motivos tradicionales, culturales y/o religiosos así como a todo tipo de normativa que criminaliza desproporcionadamente o de manera exclusiva al comportamiento de  niñas y mujeres. 

 

«...estamos asistiendo a los esfuerzos de los grupos fundamentalistas para socavar los cimientos sobre los que se basa todo el sistema de derechos humanos. Algunos de estos esfuerzos se basan en un mal uso de la cultura, incluida la religión y la tradición, o en reclamaciones relacionadas con la soberanía del Estado» 

 

Ante este panorama de retroceso y recrudecimiento conservador y fundamentalista en el que los derechos humanos en general y de las mujeres y niñas en particular enfrentan el rechazo en varias regiones del mundo resulta imprescindible denunciar toda retórica y acciones antiderechos que obstaculicen y socaven la aplicación de las normas de derechos humanos, particularmente las relacionadas con igualdad de género. 

Descolonizar las sexualidades

En el marco de la reunión 35 del Consejo de Derechos Humanos, uno de los eventos destacados fue el panel sobre «Salud mental y sus impactos sobre personas trans» organizado por GATE, TGEU, RFSL, ILGA y APTN*. El panel contó con la participación de Dainius Puras, Relator Especial sobre el Derecho a la Salud; Vitit Muntarbhorn, Experto Independiente sobre Orientacion Sexual e Identidad de Género; Viviane Vergueiro, coordinadore del Proyecto sobre Despatologización Trans en Akahatá; Mauro Cabral, director Ejecutivo de GATE, y fue moderado por Julia Ehrt, de TGEU. 

 

Viviane compartió una historización sobre el impacto que los procesos coloniales y genocidas tuvieron y tienen sobre la construcción de las sexualidades y los géneros, a través del disciplinamiento con argumentos científicos, morales, religiosos, entre otros contenidos productores de discursos de odio. 

 

Compartimos algunos fragmentos y el video con su exposición 

 

«...La borradura de las diversidades en las identidades de género tiene relaciones cercanas con el desarrollo de proyectos coloniales genocidas. En este sentido, la eliminación de las no conformidades de identidades de género y de sexualidades fue utilizada como una de las justificaciones para la ocupación política/económica/militar de (supuestamente) nuevos mundos. De esa forma, la interseccionalidad como concepto no sólo concibe el reconocimiento de múltiples ejes de opresión, sino también facilita un camino analítico para considerar sus articulaciones a través de la historia, dispositivos de poder comunes y su utilidad en la producción de jerarquías entre seres humanos...»

 

«...Descolonizar las identidades de género requiere que desnaturalizemos la cisgeneridad como norma que produce lo que consideramos sano, deseable, y correcto. Y para que eso suceda, necesitamos realizar un análisis de la economía política involucrada en esa producción. Creo en el potencial del paradigma de derechos humanos en desafiar esta norma y economía política, reconociendo este paradigma mientras un dominio político también.»

El lenguaje como campo de disputa

Lejos de ser parte de las potestades discursivas del progresismo, se hace cada vez más evidente que el uso del lenguaje de derechos humanos es campo de batalla y una herramienta muy utilizada, artimañas mediante, por los bloques ultra conservadores y antiderechos que inciden directa e indirectamente sobre la producción y adopción de distintas resoluciones de derechos humanos. 

 

En los debates sobre las resoluciones referidas a la discriminación contra las mujeres, violencia contra las mujeres y niñas y matrimonio forzado de niñas y adolescentes, la inclusión de terminología referida a la educación (sobre todo si se trabaja de educación sexual) derechos sexuales y reproductivos, consentimiento en la adolescencia, y violencia de género fueron parte de la arena de disputa. 

 

Sería ingenuo pensar que los países más reconocidos por su resistencia al reconocimiento de los derechos, bajo justificativos con base en el relativismo cultural, pudieran expresarse favorables a la promoción de normativas más progresistas en materia de derechos. No obstante, lo distintivo del caso es la preferencia, por algunos términos en reemplazo de otros: un claro ejemplo es el pedido de la delegación rusa (apoyada por varios Estados) de cambiar educación por información en lo referente a la educación sexual integral; «Por qué tenemos que estar siempre pidiendo educación, si sabemos que el uso de la información puede ser eficaz» interpeló la delegada. 

 

Otra batalla fue el pretendido reemplazo del concepto violencia de género por violencia contra mujeres y niñas, bajo el argumento de que el título propuesto para la resolución utilizaba el segundo término, podría prestarse a confusiones

 

Más allá de que la inclusión de referencias al derecho, acceso y/o atención del aborto es un clásico en la batalla por los derechos humanos, en este caso, hubo diversas posturas rondando el tema: por un lado, quienes no se oponen a la inclusión de la temática si se aclara que debe garantizarse el derecho en aquellos países cuya legislación lo contemple. Por otra parte quienes bajo ningún concepto conceden la mención del tema. Pero también hubo quienes no se opusieron a términos como autonomía sobre los cuerpos (retórica que podríamos pensar como tobogán al derecho al aborto) pero solicitaron se quite derechos reproductivos de la propuesta de resolución. 

 

No podemos dejar de mencionar, la resolución sobre Protección a la familia, propuesta por el bloque de países más conservadores. Que no obstante utilizar en un sentido retrógrado el lenguaje de derechos de las personas mayores, para fortalecer una perpectiva sobre la familia tradicional heteronormativa y jerárquica, se posiciona en pleno siglo XXI como un significativo retroceso a todas las conquistas en materia de derechos sexuales y civiles en procura de la democratización y diversificación de instituciones como matrimonio y familia.

 

A simple vista no pareciera ser mucha la pérdida en relación a la ganancia: es decir, luego de varios debates y disputas en donde se termina lavando el lenguaje hasta que nadie sienta mancillado su patrimonio discursivo, las resoluciones sobre violencia contra las mujeres, discriminación contra las mujeres y eliminación del matrimonio forzado, fueron adoptadas favorablemente. Sin embargo, no podemos dejar de señalar con preocupación que la preferencia por la información en lugar de la educación radica en la desresponsabilización del Estado como garante de derechos. De uno de los derechos más pródigos en debate y más magros en aplicación. 

 

Asimismo, el uso de autonomía sobre los cuerpos puede parecer casi equivalente e intercambiable con el término derechos reproductivos, pero sabemos que la autonomía se ejerce en el marco de libertades que cada estado dispensa a sus ciudadanxs, con lo cual, sin marco de derechos es palabra muerta. 

 

Por último, no es causal que el bloque conservador haya preferido seguir hablando de violencia contra mujeres y niñas y tildar de confuso al lenguaje de género. Si bien, la generalidad de los intrumentos albergan todavía una perspectiva cisgénero, el uso del lenguaje puede operar como apertura, o clausura. Y de eso se trata.

 


DDHH de LGBTI en la 47° Asamblea de la OEA

En la 47° Asamblea de la OEA, celebrara en la ciudad de Cancún, (Quintana Roo, México) del 19 al 21 de junio, se aprobó la Resolución general sobre Derechos Humanos, que contiene una sección sobre Orientación Sexual e Identidad y Expresión de Género.

 

En esta resolución la OEA condena toda forma de discriminación y actos de violencia basados en la orientación sexual, identidad y/o expresión de género de las personas, e insta a los Estados Miembros de ese organismo a tomar medidas efectivas de protección de los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI).

 

En ese sentido, una de las medidas solicitadas a los Estados en la producción de datos, la prevención e investigación de los actos de la violencia homo-lesbo-bi-transfóbica.  A su vez, convoca a los Estados a implementar las medidas correspondientes para garantizar la adecuada protección a lxs defendorxs de los derechos humanos de LGBTI a través de la implementación de políticas y procedimientos que aseguren la efectiva protección y promoción de los derechos de dichas personas. Asimismo, una vez más, la resolución exhorta a los Estados a asegurar toda forma de eliminación de intervenciones médicas normalizadoras dirigidas a las personas intersexuales.

 

Esta Resolución, que contiene una sección sobre Orientación Sexual e Identidad y Expresión de Género ha sido producto del arduo trabajo realizado desde el año 2007 por la Coalición LGBTTTI al interior de la OEA. Para la Coalición LGBTTTI, integrada por más de 40 organizaciones de la mayoría de países de América Latina y el Caribe, esta resolución es importante en el reconocimiento del carácter progresivo de los derechos humanos en la región, en sintonía con el fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

 

Participaron por la Coalición de Organizaciones LGBTTTI de América Latina y el Caribe trabajando en el marco de la OEA:

 

1. AIREANA – Camila Zabala – Paraguay,

2. AKAHATÁ, EQUIPO DE TRABAJO EN SEXUALIDADES Y GÉNEROS – María Luisa Peralta – Argentina,

3. ASOCIACIÓN ALFIL – Rashel Erazo – Ecuador,

4. ASOCIACIÓN ASPIDH ARCOIRIS – Ambar Alfaro – El Salvador,

5. ASOCIACIÓN LÍDERES EN ACCIÓN – Germán Rincón Perfetti – Colombia,

6. ASOCIACIÓN ORGANIZANDO TRANS DIVERSIDADES (OTD) – Franco Fuica – Chile,

7. ASOCIACIÓN PANAMBI – Yren Rotela – Paraguay,

8. ASOCIACIÓN PAÑAMENA DE PERSONAS TRANS – Venus Tejada – Panamá,

9. ATTTA – Marcela Romero – Argentina,

10. ATRU – Gloria Alvez Mariños – Uruguay,

11. COLECTIVA MUJER y SALUD – Cynthia Velasco – República Dominicana,

12. COLECTIVO OVEJAS NEGRAS – José Ramallo – Uruguay,

13. COLECTIVO UNIDAD COLOR ROSA – Gabriela Redondo – Honduras,

14. COLOMBIA DIVERSA – Lilibeth Cortés Mora – Colombia,

15. COTRAVEDT – Nairovi Castillo – República Dominicana,

16. FUNDACIÓN DIVERSENCIA – Ronald Céspedes – Bolivia,

17. JAMAICA FORUM OF LESBIANS, ALL-SEXUALS AND GAYS (J-FLAG) – Glenroy Murray – Jamaica,

18. LETRA S, SIDA, CULTURA Y VIDA COTIDIANA A.C. – Alejandro Brito y Laura Hernández – México,

19. LIGA BRASILEIRA DE LÉSBICAS – Mariana Meriqui Rodrígues – Brasil,

20. ODETRANS – Venus Caballero – Nicaragua,

21. ORGANIZACIÓN TRANS REINAS DE LA NOCHE – Stacy Velásquez – Guatemala,

22. RED LATINOAMERICANA Y DEL CARIBE DE PERSONAS TRANS (Redlactrans) – Marcela Romero – Regional,

23. RED MEXICANA DE MUJERES TRANS A.C. – Paty Betancourt – México,

24. RED NACIONAL DE MUJERES TRANS EN BOLIVIA (REDTREBOL) – Rayza Torriani García – Bolivia,

25. REDE NACIONAL DE NEGR@S E AFROS LGBTTT DE BRASIL – Washington Luiz Santos – Brasil,

26. RED TRANS DEL PERÚ – Miluska Luzquiños – Perú,

27. SINDICATO AMANDA JOFRÉ – Alejandra Soto Castillo – Chile,

28. SOCIETY AGAINST SEXUAL ORIENTATION DISCRIMINATION (SASOD) – Terianna Bisnauth – Guyana,

29. TALLER DE COMUNICACIÓN MUJER – Cayetana Salao S. – Ecuador,

30. TIA BELIZE – Zahnia Canul – Belice,

31. The DMARCO ORGANIZATION – Alexus Dmarco – Las Bahamas,

32. UNITED BELIZE ADVOCACY MOVEMENT – Caleb Orozco – Belice,

33. UNITED AND STRONG INC. – Jassica St. Rose – Santa Lucía,

34. WOMANTRA – Stephanie Leich – Trinidad y Tobago,

35. WOMEN’S WAY – Suzanna Bridgewater – Suriname

 

También participaron:

36. CANADIAN HIV/AIDS LEGAL NETWORK – Maurice Tomlinson – Canadá,

37. EASTERN CARIBBEAN ALLIANCE FOR DIVERSITY AND EQUALITY (ECADE) – Maria Fontanelle y Fernander Augustin – Santa Lucía,

38. FUNDACIÓN ARCOÍRIS POR EL RESPETO A LA DIVERSIDAD SEXUAL A.C. – Roberto Baeza – México,

39. HONDUREÑOS CONTRA EL SIDA y SERO PROJECT – Alfredo González – Estados Unidos,

40. LAS REINAS CHULAS CABARET Y DERECHOS HUMANOS A.C. – Luz Aranda Arroyo – México.

 

Como organización coordinadora de la Coalición LGBTTTI: Stefano Fabeni, Marcelo Ernesto Ferreyra y Fanny Gómez Lugo – Iniciativas Globales por los Derechos Humanos de Heartland Alliance for Human Needs & Human Rights.